top of page

Los biométricos más seguros


Biométricos seguros

El mercado de las tecnologías biométricas crecerá de forma continuada durante los próximos años hasta alcanzar los 55.420 millones de dólares para el año 2027.

Statista


La #biometría es el uso de características físicas o de comportamiento de las personas para identificarlas y autenticarlas. Algunos ejemplos de biometría son las huellas dactilares, el iris, la voz, el rostro, la firma digital o incluso la forma de caminar. La biometría ofrece ventajas sobre otros métodos de identificación, como las contraseñas o las tarjetas, ya que son más difíciles de falsificar, perder o compartir.


Sin embargo, no todos los biométricos son igual de seguros. Algunos factores que influyen en la seguridad de un biométrico son:


- La unicidad: el grado en que el biométrico es diferente para cada individuo.

- La permanencia: el grado en que el biométrico se mantiene estable a lo largo del tiempo.

- La colectabilidad: el grado en que el biométrico se puede medir con facilidad y precisión.

- La aceptabilidad: el grado en que el biométrico es aceptado por los usuarios y la sociedad.

- La resistencia: el grado en que el biométrico es resistente a los ataques o manipulaciones.


Según estos criterios, algunos de los biométricos más seguros son:


· El #iris: es único para cada persona, incluso entre gemelos idénticos, y se mantiene estable durante toda la vida. Se puede medir con una cámara especial que ilumina el ojo con luz infrarroja y captura su patrón. Es aceptado por la mayoría de los usuarios y es difícil de falsificar o copiar.


· La #huelladactilar: es única para cada dedo y se mantiene estable salvo por lesiones o cicatrices. Se puede medir con un sensor que detecta las crestas y valles de la piel. Es aceptado por la mayoría de los usuarios y es difícil de falsificar o copiar, aunque no imposible.


· La #voz: es única para cada persona y depende de factores como la anatomía, la edad, el género, el idioma o el estado emocional. Se puede medir con un micrófono que capta las características acústicas y espectrales de la voz. Es aceptado por la mayoría de los usuarios y es fácil de usar, pero también es fácil de imitar o grabar.


Estos son solo algunos ejemplos de biometría, pero existen muchos más, como la firma, el ADN, el electroencefalograma o el ritmo cardíaco. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, y su elección dependerá del contexto y del objetivo que se persiga. Lo importante es tener en cuenta que ningún biométrico es perfecto ni infalible, y que siempre hay que combinarlo con otras medidas de #seguridad para garantizar la protección de los #datospersonales.



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page