Reconocimiento inteligente de documentos, pieza clave para la digitalización



Atrás quedaron los tiempos en donde los documentos físicos, tenían mayor valor e importancia que los documentos digitales. Con el paso del tiempo, la tecnología ha ido avanzando, dando paso a sistemas, procesos, soluciones, etc. que permiten una administración de la información, de una forma ágil, segura y eficaz.

Hoy en día las empresas deben vivir y convivir con el mundo digital, en donde han tenido que evolucionar sus operaciones tanto administrativas, comerciales, financieras, etc. haciendo uso de diversas plataformas digitales.

Pero ¿Qué es lo que hace que la digitalización haya avanzado a pasos agigantados?

Mucho se ha hablado de los algoritmos de Reconocimiento óptico de caracteres (OCR Optical Character Recognition).

Aún y cuando no se trata de una tecnología de reciente creación es importante saber cómo funciona y sobre todo, cuáles son sus avances en el tiempo y posibles aplicaciones.

Cuando se digitaliza un documento, se obtiene una representación gráfica del mismo, es como si se obtuviera una foto, pero esta foto tiene valor únicamente cuando se accede a ella y el interlocutor “lee” dicho documento.

Los algoritmos de OCR, lo que hacen es “leer” esa información y transformarla en datos para que, de esa manera, se transforme esa foto en INFORMACIÓN que pueda ser analizada por diferentes sistemas.

El avance ha llegado a tal grado, que incluso algunos algoritmos de OCR, pueden ya detectar y reconocer la escritura a mano y convertirla en datos digitales, evolucionando al concepto conocido como ICR (Intelligent Character Recognition).

¿Cómo funciona un OCR?


Al momento de escanear un documento a través de un OCR, dicho documento se transforma de un documento físico, a un mapa de bits (es decir se convierte a un cuadro de texto).

El programa OCR, primero que nada, realiza la corrección del documento (quita imperfecciones), y lo convierte a una imagen en blanco y negro. El siguiente paso es zonificar el documento, en donde se identifican tablas, párrafos, columnas, etc. Es así que así se da lo oportunidad de poder analizar el documento pixel por pixel, para que de forma individual, se identifiquen los caracteres y símbolos. De ésta forma el sistema OCR puede reconocer cada caracter, y convertirlo en un texto sin formato, que es posible editar.

Existen muchas soluciones que incluyen el sistema OCR, pero lo más importante es identificar que la solución seleccionada sea una solución integral; que permita digitalizar de forma inteligente, y explote la información de forma segura, para la productividad y beneficio de las personas y empresas.